viernes, 21 de diciembre de 2012

...en el día del fin del mundo



En este supuesto día del fin del mundo, y que como dicen los investigadores no era el día del cataclismo apocalíptico lo que pronosticaron los Mayas, sino que era la predicción del final de una etapa, yo, no sólo pido un ratito más, -como la imagen de la entrada-, sino que pido con mi más ferviente y vehementemente anhelo, que de verdad suceda la predicción y finalice esta etapa de desesperanza, desilusiones, desempleos, desencantos, y etc etc etc...ya sabéis, este año de horrendae crudelitatis.
Ojalá que desde ese solsticio de invierno de hoy, desde este 21 del 12 del año 12 a las doce, estemos estrenando nueva etapa, una etapa de solidaridad, de esperanza, de dulzor, de paz, de bondades, de justicia, de estabilidad, de empleos, de avances, de sonrisas, de colores, de alegrías, y de pelillos a la mar, que ya sabéis es lo que decimos los andaluces cuando queremos reconciliarnos con algo negativo, muy negativo... !que ya está bien de tanta crisis y tanto marronazo, jolín!.
Por lo demás, y dado que son fechas navideñas, os deseo dulces fiestas, emotivas, familiares, tiernas, llenas de paz interior y de felicidad a raudales, y ni que decir tiene que os transmito mis mejores vibraciones para ese venidero 2013, en el que os diré que estreno trabajo... !lo mío me ha costao, no creáis, haciendo méritos me he pasado estos meses atrás, currando algo así como tres mil quinientas horas diarias, ya me entendéis!.
Mi nueva oficina está casi que allende los mares, yo creo que un metro más allá debe terminarse ya el término municipal y empezar el Aljarafe, vamos, que  más que en Sevilla, la nueva ofi está en Huelva-Este, pero enfín, contentísima de tener ofi nueva y compis nuevos y curro nuevo !a ver cómo nos va!!!
Y, me despido con una pinceladita de humor... ici vous avez une idèe pour après (una ideilla para contrarrestar los michelines de después de las navidades... la nevera dietética)


video


Millones de besitos gordotes a tod@s

domingo, 25 de noviembre de 2012

mapa de sentimientos opacos o casi novecieneuristas




La mañana de domingo asomó tibia aunque desdibujada en tonos grises, tonalidad instalada más que de sobra en la vida de los donnadie, presidida por la cotidianeidad de recortes y crisis, desempleo atroz, trabajo precario, jornadas laborales eternas,  desencanto galopante, subidas de precios, y el olor a penuria y pobreza cernido cada vez más en derredor.
Con todo, era domingo, el reloj no había sonado a las seis menos cuarto de la madrugada, y hasta la cama de Tere donnadie llegó el albor mañanero de las ocho y pico: tres rayitos de sol y un silencio armonioso, donde nada se oía ni cerca ni a lo lejos, pero casi parecía que flotase música ambiental. 
El cuerpo pedía a gritos un cafelito y unas galletas del Mercadona, baratas, pero riquisimas, con esa cubierta de chocolate que se desdibujaba como la vida, al meterlas en la taza del café.
Como cada mañana de domingo, tras el desayuno bajaría a pasear al parque... ese sueldo suyo de ocho cientos ochenta y tres euros daba a duras penas para pagar alquiler, ropa, luz, gas, teléfono, comida, transporte, y ni de lejos llegaba a más diversiones lúdicas que para pasear; así que perseguida por una opacidad de tonos grises salió de casa, cruzó la calle de profundos tonos grises, y entró en un parque denso de arboles verdes y césped verde, pero con tonos grises.
Por todos lados había gente, gente paseando entre las vereditas otoñales llenas de hojas caídas, gente sentada en los bancos de alrededor de plazoletillas con construcciones de colores chillones para juego de niños, y gente paseando arriba y abajo por el paseo central del parque que constituía una gran diagonal; mucha gente, donnadies, que como Tere, en el mejor de los casos eran ochocien y pico euristas, con miradas que despedían haces de inefables tonos grises, y sentimientos opacos siempre en la gama de los grises.
Y la Tere, pensó como yo misma pienso, como seguro pensarán también ustedes, que es fácil trazar un mapa de sentimientos en los parques de los barrios los domingos... una espiral se está llevando poco a poco ilusiones y vida.  

domingo, 11 de noviembre de 2012

decía La Pepa




Decía La Pepa, ya saben ustedes,
aquella constitución de 1.812,
la que se aprobó en las Cortes de Cádiz
allá cuando Napoleón tenía
en sus manos el mundo
y España, como siempre,
andaba perdida y sin gobierno
(entiendanme, no voy a calificar
de tal a las camarillas de
Carlos IV y Fernando VII),
así que España, como siempre,
perdida y sin gobierno,
a tropiezo con sus gobernantes...
!endémico sino el nuestro!,
pero ya saben ustedes
que no pueden florecer rosas
de los alcornoques;
pues La Pepa, como les decía,
esa constitución nuestra
que nació tan fuera
de lugar y tiempo,
tan avanzada, tan valedora 
de libertades y derechos,
y que sucumbió apenas echó a andar,
como una joven en flor
devorada por viejos verdes, 
decía, que "las libertades deben
ser protegidas por medio
de leyes sabias y justas".
Decía La Pepa cosas como ésta
en sus artículos.
Doscientos años después
me pregunto y les pregunto:
¿nos protegen leyes
sabias y justas?



Art. 4 Constitución 1812: La nación está obligada a conservar y proteger por leyes sabias y justas la libertad civil, la propiedad, y los demás derechos legítimos de todos los indivíduos que la componen.


sábado, 20 de octubre de 2012

no me cuentes tu vida





No me cuentes tu vida es el título de la última novela de Luis García Montero, aunque irónicamente, pareciera un título hecho adrede para mí en estos momentos, así ando !qué quereis que os diga!... mi puesto de trabajo pende de un hilo en esa maraña de puestos que desaparecen como efecto rebote de la crisis y la penuria generalizada por la que atravesamos indivíduos, sociedad y país; mi hija mayor, perdida en la universidad en una carrera que ya intuíamos no llegaría a puerto; mis padres, dos ancianos, cada uno por su lado, sorbiendome el efecto refugio, ya sabeis, ese que todos tenemos de volver la vista atrás y envolverte en recuerdos, que como esa tierra roja de Tara de Lo que el viento se llevó, te vistan -aunque sea por momentos- de armonía y seguridad; y el gine, diciéndome que tengo un mioma de casi 5 centímetros que ha crecido respecto de la anterior revisión... !no me cuentes tu vida!.
Por eso, cuando esta mañana mi hermano me llamó, del alma me salió el no me cuentes tu vida, lo siento, pero a veces ya no se puede cargar con más nada a la espalda. Se lo acabo de explicar, y lo único que ha acertado a decirme es un !al menos, tienes trabajo!, y sí, al menos, tengo trabajo, en una oficina llena de gente triste en la que es dificil no contagiarse al desaliento, y en la que como un torero en Nueva Guinea Papua, andamos más que deslocalizados, sin ton ni son ni orden ni concierto.
Y volviendo al título de la entrada, me compraré el libro de Luis García Montero porque me gusta leer al García Montero poeta, también al novelista (me encantó "mañana no será lo que Dios quiera"), y sobretodo al articulista, pero me lo compraré más adelante, cuando pueda leer sin tanto abatimiento y mi entorno se llene de palabras... como un poema del maestro:
....
Porque la vida entra en las palabras
como el mar en un barco,
cubre de tiempo el nombre de las cosas
y lleva a la raiz de un adjetivo
el cielo de una fecha,
el balcón de una casa,
la luz de una ciudad reflejada en un rio....

Y ya que estamos, os pongo otro que a mí, personalmente me encanta:

Más allá de la sombra 
te delatan tus ojos,
y te adivino tersa,
como un mapa extendido
de asombro y de deseo.
Date por muerta
amor,
es un atraco.
Tus labios o la vida.  


Y para poner una pizquita de humor, termino con esta foto que me mandó mi amiga hace unos dias, para insistirme en que escriba, aunque sea para decir que soy Ana y tengo 16 años.... 





lunes, 3 de septiembre de 2012

que nada te importe un bledo

  


Que nada te importe
un bledo,
que todas las cosas
lleguen a tu interés
y nada te deje
indiferente;
que la vida,
es caminar involucrándose
...no te contagies
de lo impermeable,
porque lo que resbala
y no cala,
no hace crecer.
En este viaje de la vida,
mejor no vayas en low cost,
siente todo intensamente
!prodígate en sentimientos!,
y que nada
te importe un bledo.


sábado, 21 de julio de 2012

el rojo del amanecer (el desenlace)



Nos quedamos en que nuestro Matusalem García había tenido un accidente de moto absolutamente aparatoso, uno de esos accidentes que para cualquiera hubiera sido fatal, pero que para él, lejos de afectarle, extrañamente le llevó a la conclusión de que no podía morirse: que él no iba a morirse.


... la noticia era él.
Él, que nunca había sido protagonista de nada, él, que desde niño había pasado por la senda de los años sin llamar la atención, totalmente desapercibido, y ahora, !quien se lo iba a decir!, hasta incluso era protagonista en el telediario.
La noticia, por supuesto que no le sorprendió, -todo lo contrario-, pero sí que le rondó la cabeza durante buena parte de la noche, afianzandole más y más si cabe su certeza de que no podía morirse, que él no iba a morirse... no podía explicar ni el porqué ni el cómo, pero como dos y dos son cuatro, sabía perfectamente que no podía morirse, lo sabía, lo sentía, era algo tan inexorable como la Ley de la Gravedad, como la sucesión del día a la noche y viceversa.
Con tal convencimiento, se lanzó a una vida de riesgo desmedido, de subidas constantes de adrenalina, de total desenfreno y descontrol... y efectivamente, su cuerpo respondía a todo, podía con todo, vigoroso e indemne a todo.
Fueron días eléctricos de amaneceres rojos, inmensos, brillantes, fugaces, y en donde notar a escaladas las hormigas por los pies. Matusalem, no recordaba haberse sentido nunca así de bien, no recordaba haber vivido tanto, "pletóricas", era quizá lo que mejor definía su cuerpo y su alma... pero la chispa saltó, y una mañana, la vió al otro lado de la calle:

- !Inés! (la llamó).

Pero Inés no respondió. La volvió a llamar con más fuerza dos o tres veces más:

- !Inés!, !Inés!, !Inés!.

Pero Inés no le contestó, es más, parecía no oírle, y continuaba como si tal cosa, en su rutina, andando por la calle... ni siquiera cuando él se paró a su lado ella se detuvo, ni lo miró, nada... Inés seguía andando por la calle.
En un primer momento Matusalem pensó que aún estaba fresca la ruptura y aquella tarde en la que ambos se lanzaron tantos reproches, pero enseguida, algo extraño le invadió de arriba a abajo: allí estaba él, al lado de Inés, su antigua novia, la mujer con la que había compartido tantos sentimientos y emociones, y ella, sin inmutarse, como si no le viera, cómo si no pudiera oírle.
Sintió pánico, a qué negarlo, y echó a correr desesperadamente por entre la gente que abarrotaba la calle de aquí para allá en todas direcciones. Al cabo de un rato de carrera hacía ninguna parte, paró en mitad de la calle como quien para en mitad de la nada... su único recuerdo era un rojo amanecer, sólo un rojo amanecer.
Poco a poco los recuerdos empezaron a volver a su mente, muy poco a poco, cada vez con más nitidez, y entonces, cayó en la cuenta que, como en la película de Amenábar "Los otros", igual que Nicole Kidman, y las criadas, y el jardinero, y los niños, él, también estaba sin serlo entre los otros.


Tras esta entrada cogeré unos días de vacaciones, espero que me sirvan para descansar, relajarme, desconectar, y volver con nuevos ánimos e ilusiones. Siento haber tardado tanto en publicar esta continuación, pues con tanto tiempo de por medio se pierde el hilo, y sin hilo, ya sabéis !apaga y vámonos!, pero la tardanza queridos, ha sido -diría yo-, fruto de un tropel desbocao de circunstancias, y así como el país va mal, cosa que bien que sabemos, en mi oficina, tres cuartos de lo mismo... por ser muy breve, os diré que nos han "fusionao" alegando las consabidas razones de ahorro y ajuste económicos, y para el ente fusionador, somos algo así como de tercera regional preferente. En la oficina, igual que en el país, se avecina un otoño bronco. 
Espero -y deseo- para todos, mejores perspectivas y unas inmejorables vacaciones, que, después de lo que llevamos pasao, como que las merecemos... hasta la rentrée!!!
Millones de besitos gordotes


miércoles, 11 de julio de 2012

+ Gracias...







Y a estas "gracias", solidariamente yo quiero sumarme con algunas otras:

GRACIAS por la subida del IVA al 21%, que nos conciencia del: "gasta poco y ahorra, ahorra todo lo que puedas", porque ya verás cómo los impuestos seguirán subiendo y los sueldos bajando.

GRACIAS por el tijeretazo a la prestación del desempleo desde el 7º mes de paro, porque va a ser que sí, que eso es lo que nos motivará a encontrar empleo...total, hay tantísimos empleos por doquier, -pa dar y regalar-, que no sabemos cómo puede con tantísimo empleo el INEM.

GRACIAS por quitarles la paga extra de navidad a los funcionarios (médicos, policías, bomberos, maestros, profesores de instituto, guardias civiles, auxiliares administrativos, ...etc.) porque así no le tendrán que comprar reyes a sus niños, total, los niños de los funcionarios -como los funcionarios mismos-, seguro que comprenderán de nuevo el nuevo sacrificio.

GRACIAS por inculcar a la ciudadanía el sentido de la solidaridad para con los bancos, los únicos que no merecen recortes ni bajadas de sueldo, y los únicos que por lo visto merecen ser ayudados a toda costa, porque !pobrecitos, han de mantener su estatus de bienestar!

GRACIAS por quitar las deducciones por vivienda, que ya con eso se va a reactivar la vivienda y la construcción !seguro!, igualito que se reactivaron los ingresos en el Tesoro con la amnistía fiscal.

GRACIAS por no establecer ajustes ni tijeretazos ni ná de ná a la Casa Real, por no suprimir el Senado con lo utilísimo que es, ni reducir en coches oficiales, que el culo de sus señorías, merece sin duda que lo lleven y lo traigan en un buen coche, con un chofer uniformado que le abra la puertecita.

GRACIAS por aumentar exponencialmente la administración paralela (esa que se elige a "dedocracia" pura y dura), y que proliferen como setas, legiones y legiones de asesores y demás personal de confianza de nuestros políticos.

GRACIAS sobretodo, por la enorme alegría que sentimos todos con nuestra clase política en general, !qué buena gente, que ni nos mienten nunca, y que solo piensan en nosotros!, tantísima alegría tenemos, que estamos todos como la Pantoja, diciendo aquello de "dientes, dientes"... con sonrisa profident.


espero querid@s, que vosotros también os suméis a las gracias, porque hay muchas, muchas más gracias a sumar ¿verdad?... la sombra del famoso Memorandum del rescate, es alargada, y no ha hecho más que empezar.



martes, 19 de junio de 2012

el rojo del amanecer





Lo supo con certeza el 19 de agosto de 2009, un poco antes de que dieran las tres de la tarde, se acordaba perfectamente: era miércoles, y un sol de justicia recalentaba el asfalto hasta derretirlo, todos en la calle, -vehículos y viandantes-, andaban con prisas a fin de dejarla cuanto antes y guarecerse en un lugar fresquito lejos de aquel calor abrasador e inmisericorde.
Matusalem García sólo pensaba en llegar a casa, quitarse el polo, el pantalón, los zapatos, y en calzoncillos, tumbarse en el sofá con un par de cervezas fresquitas; más justo cuando ya casi se le hacía la boca agua con tan gratas espectativas, el semáforo cambió a verde, aceleró la moto dispuesto a llegar a casa cuanto antes, y no la vió, ni siquiera le dió tiempo a darse cuenta, cuándo saltaba por los aires derecho a postrarse en el asfalto ardiente y derretido.
La furgoneta que se empotró con su moto frenó en seco, pero ya era tarde: Matusalem estaba despanzurrao en la carretera, oyendo el grito de estupor de la gente que había presenciado el accidente, y que se arremolinaba en derredor. Extrañamente, la única sensación que sentía era que todo se ralentizó de pronto, y que tiempo y personas giraban en torno a él a cámara lenta, y entonces lo supo, lo supo perfectamente: no iba a morirse, él no podía morirse. 
Con esa certeza que le emanaba justo de las entrañas, se levantó desatendiendo a los que habían acudido a socorrerle, que al unísono, le repetían con avidez y hasta con angustia, que no se moviera, que esperara a la ambulancia. Él sin embargo, se dirigió a su moto herida en el encontronazo, la puso en píe, y dejando a todos atónitos se marchó a su casa, un par de cervezas frías le estaban esperando.
Conforme se acercaba a la casa, notaba que se le desentumecía el cuerpo y la sesera, y que volvía a su ser, como si nada hubiera ocurrido. Ya en su salón y en calzoncillos, mirando la tele cervecita en mano, la noticia le sobrecogió; en la televisión, mostraban imágenes de las cámaras de seguridad de un banco, en cuya puerta había tenido lugar un terrible accidente, pero lo sorprendente -y noticiable- era que pese al golpe brutal, el motorista, que o bien se trataba de un descelebrado, o de alguien que tenía un par de güevos de a kilo y medio, se levantaba, cogía su moto, y se marchaba como si tal cosa.
No daban nombres y no se veía la cara del motorista, pero evidentemente hablaban de él...


(Os lo seguiré contando en la siguiente entrada)


domingo, 10 de junio de 2012

eh voilà



....y llegó el rescate, acabo de ver al Ministro De Guindos por la televisión, en una comparecencia con la prensa. Decía el Ministro -y repetía-, que el Gobierno español no ha pedido un rescate a la UE, sino que únicamente ha solicitado una ayuda financiera a Europa para sanear y recapitalizar a nuestras entidades financieras; pues bien querid@s, diga lo que diga el Ministro, él sabe, nosotros sabemos, y ellos (la Unión Europea) saben, que ésto es un rescate, un rescate de hasta 100.000.000.000 € que nos prestarán, -con sus respectivos intereses, claro está-, que nadie, ni nuestros solidarios socios europeos, dan duros a tres pesetas, ya me entendéis.
El rescate era la crónica de una muerte anunciada, pues nuestra economía (pese a recortes y reformas), iba de culo, cuesta abajo y sin frenos desde hacía tiempo, -ya sabéis, en argot técnico, la recesión-, y en consecuencia, ahora nos vemos rescatados, y pese a que el Ministro De Guindos -y el Gobierno entero, incluido el Presidente-, se esfuercen en no mencionar la palabra maldita (RESCATE), no por eso deja de serlo.
Hemos llegado al estigma de ser rescatados, y personalmente pienso, que el Gobierno haría bien en reconocerlo y hablar claramente de rescate, porque eso es lo que es, se le agradecería (por lo menos yo) que llamara al pan, "pan", y al vino, "vino", y dejara de maquillar términos y cantidades.
Estamos mal, económicamente mal, y encima, hastiados de tanta mentira, medias mentiras y medias verdades: esa cantidad mareante de ceros que van a inyectarle a los bancos, y que nuestros políticos nos venden que no va a tener que pagarla la sociedad española, no es creíble, por lo menos para mí no, -ni creo que para nadie-. Segurisima estoy de que esos cien mil millones de euros nos pasaran factura a los curritos de a pie, y si no, oído cocina, ya lo vereis.


Mil besitos gordotes !qué digo mil!, cien mil millones de besitos gordotes, no voy a ser yo menos que la UE.

miércoles, 30 de mayo de 2012

!socorro!




Querid@s, tristemente empiezo esta entrada lanzando un grito de socorro: !socorro, estamos a punto del rescate!, ni más ni menos... vayamonos haciendo a la idea de que vamos a tener que ser rescatados. Nuestra prima de riesgo está a 539 puntos básicos, y ya no creo que se pueda sostener mucho más antes del crack, -y retomo mis palabras de inicio-: queridos, tristemente estamos al borde del precipicio, y más aún, sin as en la manga, sin conejo en la chistera, sin plan B, ni C, ni D... sin ni siquiera capacidad de evocar esperanza en días de vino y rosas. Sin que nadie en Europa nos crea solventes, sin apenas margen de maniobra. Con un agujero casi cósmico en nuestro sistema financiero (arrastrado y conocido, o, en clave política "maquillado" por varios gobiernos), aún pendiente de determinar... porque queridos míos, lo de Bankia no es un caso aislado, no, tristemente no, parece que es solo la puntita del iceberg, pues nuestros bancos, -todos-, están llenos de mierda-basura, -o en clave, esta vez económica, "de activos tóxicos"-, y el país, al borde mismo del precipicio y la bancarrota.
Nunca hemos estado peor. Nada diré de los brutales recortes del Gobierno, ni de los asfixiantes ajustes malabares para cumplir el déficit, ni de los que aún vendrán, ni de la escandalosa -y dolorosa- cifra de parados, nada diré ahora, porque el título de esta entrada por sí solo, es determinante y expresivo: !Socorro, que se nos cae el país!, que se nos está cayendo a cachos.
Hoy, día festivo en Sevilla, veo alarmada las noticias en el telediario, y a Mafo (Miguel Ángel Fernandez-Ordoñez, a la sazón gobernador del Banco España), pidiendo sensatez y diciendo que no puede hablar porque se lo ha pedido el gobierno... !pero qué sensatez ni qué ocho cuartos!, ¿la misma sensatez quizá que tubo él conociendo la situación financiera in extremis y mirando para otro lado?, pienso -también tristemente-, ya lo veis, hoy, todo tristemente, que si no se solicita ya el rescate a Bruxelas, es simplemente por las consecuencias políticas y sociales que un rescate lleva aparejadas.
Me atrevo a vaticinar que mañana el Gobierno nos anunciará un horizonte a corto de nuevos recortes, nuevos ajustes, y más subidas de impuestos, y nuevamente nos pedirá que nos apretemos aún más el cinturón... y eso que estamos a punto de estrangularnos la cintura de tanto apretar; pero lo triste, lo verdaderamente triste, es que aún éstos, vendrán más recortes, y más bajadas de sueldo, y más desempleo, y más tijeretazos: Europa es inflexible.
!Socorro!

martes, 8 de mayo de 2012

no me gusta esta globalización






Antes el mundo era un pañuelo,
ahora, es una aldea global,
y lo que hacen los
políticos de tu pueblo,
resulta que termina
pasándole factura
a otros que no conoces,
y, ni sabes siquiera
ubicarlos en el mapa,
y todo, por la globalización,
esa maldita globalidad
resumida en:
"beneficios para tres
miseria para los demás";
muy en global sí, pero
beneficios para tres,
nada para los demás.
No me gusta, lo siento,
no comulgo
 con ésta globalización.
Yo quiero que lo que hagan 
 los políticos de mi pueblo
tenga consecuencias para mi pueblo,
y que cuando dejo mi nómina
en la sucursal de mi calle,
el dinero sirva para mejorar
el barrio o el pueblo,
y no para limpiar
activos tóxicos en Hong Kong
o desacelerar los mercados,
¿quienes son los mercados?
lo siento, no me gusta
esta globalización.
No me gusta que alguien
desconocido y voraz
haga y deshaga a su antojo
en mi pueblo, en el de al lado,
 y en el mundo;
¿porqué ser cómplice títere
del botín de las multinacionales?,
Lo siento, iré a contracorriente,
pero no me gusta nada
esta globalización.



Y este presentador gordito debería continuar diciendo... con euros, que se paguen las deudas -sean soberanas o particulares- con euros, solo con euros, con muchos euros, aunque te dejes la vida y las entrañas, pero desde luego sin dejar de pagar y pagar euro tras euro, !qué le importa a los mercados nada de lo tuyo: euros, solo le importan los euros, montañas de euros... money, money, money, money, money, money, money.... y sigamos inflando la ya gorda rueda de la codicia!!!


lunes, 30 de abril de 2012

feria...




Terminó la feria, hace apenas pocas horas que se apagaron las luces del real y de la portada, y se despacharon -y nunca mejor dicho-, los fuegos artificiales que oficialmente, son el punto y final de los festejos; unos fuegos que este año han sido cuatro o cinco, no más, a la literalidad, y han durao escasitos minutos, porque hasta en eso, se ha notado que la cosa está cortita, -o achuchá-, y el presupuesto municipal, en crisis manifiesta, no ha dado para más, y gracias que al menos se ha capeao la feria, porque no sabemos si para el año que viene dará o no dará... la caseta municipal, esa en la que institucionalmente el Ayuntamiento de Sevilla da la bienvenida a las autoridades con una copita de fino y jamoncito de Jabugo entre otras exquisiteces, este año ha estao cerrá a cal y canto... no hay dinero, a las autoridades se les ha dado la bienvenida con gratuitas palabras, y el comer y el beber han tenido que correr a cuenta del bolsillo propio.
Ésta, ha sido sin duda la feria de la crisis: y los recortes, las renuncias, la angustia y la inseguridad en el futuro inmediato, lo han presidido todo.
La palabra crisis se ha repetido por doquier hasta la saciedad, y no había caseta ni reunión que no tuvieran el tema en la boca. La crisis, siempre la crisis, una y otra vez, la crisis, sobrevolando cual  pájaro de mal agüero ambiente y conciencias, y ahogando con un pesimismo sutil y contagioso el corazón hasta ponértelo en vilo.
Con humor ácido, un amigo me comentaba que esta feria iba a ser recordada como la de la tapa de tortilla de patatas con cuarenta y ocho tenedores, y desde luego así ha sido, en el recuerdo aquel "niño, ponnos una de jamoncito, unas gambitas, un pescaito frito variao, y queso y caña de lomo; y que no nos falte de ná", ahora, toca el ir uno mismo a la barra y pedir la tortilla papas con cuarenta y ocho tenedores... no creo -y nadie con los que he hablado lo cree-, que varíe un ápice la feria del año que viene: tortilla papas y muchos tenedores, y desde luego, venir ya de casa comío, merendao y cenao. Es lo que toca, no hay más. 
   


...A cantar, a cantar y a bailar..., como reza la letra de unas famosísimas sevillanas: a cantar y a bailar, que eso, en feria, siempre es gratis.

miércoles, 18 de abril de 2012

deseo volver a soñar




Quiero soñar en verde,
azul, amarillo brillante,
fucsia, añil, naranja,
rojo pasión...
Quiero volver a soñar
con las playas
de arena tostada de
mi niñez y mi juventud,
 aquellos veranos,
donde el tiempo sabía
a dulce, a limpio,
a risa, a ventana abierta,
a poema de amor.
Quiero un soñar suave,
sin reloj, sin móvil,
sin estres, sin angustia,
sin decepción...
Hoy, más que nunca
quiero soñar como lo hacía entonces,
on nice days,
y no vivir acosada
por la prima de riesgo,
la reforma y los recortes,
la justicia hipócrita que
aplica el tanto tienes,
tanto vales, y no imputa
 a una Infanta,
porque es Infanta,
y esa vergüenza ajena
de ver fotos del rey rifle en mano,
 cazando elefantes,
aunque luego pida perdón. 
!I wish to dream again!
(deseo volver a soñar)



Sí ya sé, con la que nos está cayendo, que nos están dando por todos lados, y yo, queriendo soñar, y encima soñar sin ansiedad... pero qué quereis, hoy el poema me salió ácido, y es que vivimos dias ácidos, tardes ácidas, mañanas ácidas, fines de semana ácidos, vamos de zozobra en zozobra, y como dice el dicho: de málaga a malagón, esto es, de mal en peor... malos tiempos, grises y opacos a más no poder (y no empleo la palabra triste, porque la esperanza es eso que nos mantiene las ilusiones y los sueños, y lo último que debe perderse)

martes, 3 de abril de 2012

!al cielo con ella!



!Al cielo con ella! es una de esas frases que se te clavan desde niña en la memoria, en el corazón, y en la conciencia, esa que de alguna manera como decía Ortega y Gasset compone tu personalidad (yo soy yo y mis circunstancias, que decía el maestro); como bien sabréis, es la frase que dice el capataz de un paso de palio, luego, suena el martillo, y esos costaleros levantan a su Virgen, y en la levantá, al cielo con ella, latiendo con la frase.
Este año, -y de ahí la imagen de la entrada-, la Semana Santa de Sevilla está, cómo se dice, absolutamente pasaita por agua. No ha dejado de llover desde el domingo de Ramos, incluso ha llovido en la ciudad más que en todo el invierno, ha tronao, ha granizao, y unos cielos con nubarrones negros parecen haberse instalado con vocación de perpetuidad... una Semana Santa extraña, sin olor a incienso, sin cera en las calles, sin sones de marchas, sin procesiones, sin sol, sin alegría, y con agua, mucha agua. Charcos, sillas vacías y paraguas son la triste imagen de la ciudad en esta semana grande.
Y en la calle, inundada además de por agua, de una especie de virus contagioso de mal augurio, la comidilla del boca a boca no cesa de sentenciar !este año adiós a la Semana Santa, ni jueves, ni viernes, ni madrugá, ni ná de ná!...
Sinceramente, se echa de menos abril, el abril de esta ciudad, el de cielos serenos con tardes doradas, el del aire oliendo a azahar y la luz como de suave encaje envolviendolo todo de un color especial, el abril de Sevilla... mientras llega, espero que mejore la climatología hasta ahora adversa, yerren los malos augurios, y se oiga muchas veces por las calles abarrotadas de gente pero en silencio, ese !al cielo con ella!, el martillo, y la levantá. 

  

domingo, 11 de marzo de 2012

la noticia (continuación)



Nos quedamos en que, aún no se había digerido la sorpresiva noticia de la dimisión absolutamente inesperada de Mou, cuando Pep Guardiola emite un comunicado de prensa... 


El comunicado de prensa de Pep Guardiola era breve, solo recogía su irrevocable dimisión y daba las gracias al equipo por el tiempo en que habían estado unidos profesionalmente, y a la afición por su siempre incondicional apoyo.
La noticia, en un principio no fue tenida ni siquiera por veraz, ¿qué era aquello de que el Barça se quedaba también sin su entrenador?, es que no cabía en cabeza humana encima otra dimisión, como si ya no fuera bastante con la dimisión de Mourihno. Sin embargo, apenas una hora del comunicado, la noticia de la dimisión de Pep se asentó, sobretodo, al conocerse que el propio Pep daría una rueda de prensa en la sede del club... de nuevo, el sensacionalismo y la espectación recorrieron televisiones y cadenas de radio, en espacios tanto deportivos como no deportivos.
La dimisión de Pep, no solo que sorprendió tanto o más que la de Mou, sino que algo empezó a respirarse entre los profesionales, algo que tenía tintes de cataclismo. Los salones del Barça eran un hervidero, repletos como nunca de cámaras y periodistas; y cuando finalmente apareció Pep con el presidente del club Sandro Rosell, cámaras y micrófonos literalmente se avalanzaron hacía ambos, acribillándolos al unísono con un

- ¿Tiene ésto algo que ver con la dimisión ayer de Mou?

Como pudo, agobiado entre tanto micrófono rozándole la boca, el técnico, educado y sobrio, contestó que no, que nada que ver, que había presentado su dimisión por motivos personales.
No dió más explicaciones, agradeció a todos su comprensión, le deseó lo mejor al Barça, tanto a directivos como a jugadores, y se marchó. 
El revuelo fue monumental, inmediatamente las televisiones dieron avances comunicando la noticia, y en las tertulias de todo tipo, no se daba crédito a tan significativas dimisiones en menos de apenas veinticuatro horas. Pero como si de las fichas de un dominó se tratase, esas que si se cae la primera va arrollando a las siguientes, que indefectiblemente se caen una tras otra, los comunicados de dimisiones no paraban de llegar a las redacciones de los periódicos,    !era de locos!, a cada hora había más y más entrenadores dimitidos: Bielsa, Jiménez, Unai Emery, Michel, Pepe Mel, Pellegrini... y la lista crecía por momentos, absolutamente una  locura surrealista.
La pregunta, era pues de lo más inevitable: ¿Dios mío, qué está pasando?, ¿qué era lo que estaba sucediendo para que los entrenadores de fútbol dimitieran uno tras otro?, nadie podía entenderlo, nadie, era de locos, sin duda todo aquello era de locos.
A las dos de la madrugada, no quedaba en España ni en primera ni en segunda división un entrenador en su puesto, todos, absolutamente todos habían dimitido.
Las rotativas del El País, ABC, Marca, As... echaban chispas intentando recoger toda la información y explicando, cómo podían, las razones y consecuencias que arrastraba tanta dimisión. Los redactores jefe no paraban de darle vueltas al tema buscando el adecuado titular a sus portadas, y en ésto, el modesto semanario de Villarriba de Abajo, lo calcó: a doble tinta y en letras muy grandes, solo se leía en la portada 

Es así, el fútbol es así
¿pero porqué?  


 

jajajaja... cuantas veces no habremos oido lo del fútbol es así, y no digamos, los porqué del entrenador del RM; enfín, que sea como fuere -si porque el fútbol lo es (así, claro), o por arcanos porqués, que lo mismo haberlos haylos-, lo que sí que deseo, es que al menos os hayais divertido con el relato.
Mil besitos gordotes. 

viernes, 2 de marzo de 2012

la noticia



Que Mourinho fuera a dar una rueda de prensa en el hotel Plaza el martes a las seis, era una noticia pero relativa, puesto que él, acostumbraba habitualmente a informar así.
Sin embargo, nadie de los convocados podía ni siquiera remotamente imaginarse, que el mister iba a salir con aquello.
Apenas unos segundos tras su aparición, nada más sentarse, mirando al personal, un Mou relajado y seguro, espetó a bocajarro:

- Dejo el banquillo, marcho del Real Madrid. Presento la dimisión.

... y se hizo por unos instantes un silencio sepulcral, ya que ninguno de los allí presentes podía dar crédito a la noticia. Pasado el shock, los flashes echaban humo, literalmente no dejaban de parpadear, y los periodistas convocados, eran lo más parecido a aquella imagen del camarote de los hermanos Marx, en la película "una noche en la ópera", achuchaos y agolpados unos junto a otros frente a la tribuna, gritando cual jaula de grillos, intentando todos a la vez conseguir la respuesta al porqué de la sorpresiva marcha de Mou, justo ahora, precisamente cuando el Madrid llevaba una ventaja más que considerable sobre el Barça, lo que le postulaba como el claro favorito para ganar la Liga.
Enseguida la noticia se extendió por todos los medios, no solo los nacionales, pues una avalancha de prensa deportiva internacional fue recalando en Madrid a las pocas horas de aquello, en post de la estela de tan sorprendente dimisión.
Cómo era de esperar, fue portada indiscutible en todos los periódicos del día siguiente, abrió los titulares de los telediarios de todas las cadenas, y desde luego, de lo que no pararon de hablar los micrófonos de la radio.
Efectivamente, la noticia no había dejado indiferente ni a tirios ni a troyanos, en algunos círculos, había causado inclusive estupor; y en este climax, aún pendiente de digerir lo de Mourinho, de pronto, Pep Guardiola, emite un comunicado de prensa...


...os lo seguiré contando en la siguiente entrada.
Buen finde a tod@s

domingo, 19 de febrero de 2012

armas y redes (continuación)



Nos quedamos en que a Eva Martos, una periodista que salió de la universidad para comerse el mundo y con la intención de abrirse un hueco en la profesión, no le iba demasiado bien en su trabajo monótono, repetitivo y sin perspectivas en la emisora de radio local; para colmo, su mente, comenzó a darle todo tipo de quejas ante futuro tan gris... sin poder dormir, se levantó de la cama y, viendo una revista, de pronto, se le encendió la luz cuando vió en portada a Anastasio Onieva, el exitoso dueño de la cadena de tiendas Zheta. 

Las  imágenes gráficas no le hacían justicia, era cierto, pero de todas formas, dejaban entrever un hombre sino atractivo, sí interesante... ipso facto, Eva cogió el portátil, se acomodó en el sofá, y comenzó a buscar información de Anastasio Onieva y de Zheta. Por la mañana, antes de irse para la emisora, ya tenía recopilada toda la intendencia que necesitaba su plan, así que sólo restaba estructurarlo bien, visualizarlo, y materializarlo de forma precisa y profesional.
Sobre las once, llamó por teléfono al grupo Zheta pidiendo una entrevista con el Sr. Onieva, justificándola, en la demanda en los medios de ejemplos de empresarios exitosos, frente a una sociedad en brutal crisis económica. Dejó su nombre, su identificación, y la credencial de su emisora, a la que no dudó un instante en usar de tapadera.
Toda la semana estuvo nerviosa y expectante a la mordedura de anzuelo por parte de Zheta, y concretamente, de Anastasio Onieva; finalmente, transcurridos ocho días desde el envite, un periodista del Gabinete de Comunicación del empresario la llamó, hablaron  durante media hora larga sobre los pormenores de la entrevista hasta llegar a un acuerdo, cosa, que francamente no le fue difícil, porque entre compañeros, ya se sabe, es fluida la avenencia. Todo quedó cerrado para el miércoles 23 de marzo: ella, se encargaría de entrevistar a Onieva distendidamente en una cena de trabajo, y él, le mandaría varias fotos oficiales con las que ilustrar el reportaje. 
Mientras Eva preparaba todo este zanfarrancho de combate, sorprendentemente, su parlanchina mente enmudeció, y de la misma manera que la descolocó cuando se puso a hablarle y a darle quejas sin parar, la descolocaba ahora tanto silencio, pero caramba, aquella mudez repentina era ciertamente de agradecer.
Llegó en día D, Eva, había visualizado suficientes veces el encuentro, y madurado detenidamente cada detalle... preparada a lo Letizia (taconazos estilosos y bien altos, traje pantalón ajustado color marfil, pelo suelto sedoso, brillante y modelado, y mirada vivaz transmitiendo control, profesionalidad y sobrada personalidad), llegó al restaurante exactamente cinco minutos después del entrevistado.
En todo momento en la cena Eva estuvo extraatenta, extraamable, y derrochando encanto por doquier... estuvieron hablando de ésto y de aquello, de lo divino y lo humano, de lo profesional y lo personal, de todo un poco. Ella, se aseguró sobremanera de dejarle clara su admiración como empresario y cómo hombre hecho a sí mismo, se aseguró sobremanera de sonreirle con feminidad, de posicionarse en que no iban con ella los convencionalismos sociales, !qué tontería!, pero sobretodo y muy especialmente, se aseguró de que él supiera que no usaba ropa interior.
Dejados con claridad todos los mensajes, Eva se levantó de la mesa dispuesta a salir del restaurante... entonces la oyó de nuevo, ahí estaba su mente, cual César, pronunciando distinguida un alea iacta est, y tras la frase y puesto que efectivamente la suerte estaba echada, volvió al silencio y a la mudez.  El silencio, sólo se rasgaba en los pasos de Onieva que la seguían... los pasos, y su respiración.


Os dejo este vídeo, no tiene nada que ver ¿o sí?... !jajajaja, no mosqueéis a las ranas!
Mil besitos a tod@s


video


martes, 14 de febrero de 2012

armas y redes



Cuando Eva Martos puso por primera vez los pies en la Facultad de Periodismo, sintió algo muy especial que no podía definir, no le temblaban las rodillas de la emoción, ni le faltaba el aire, ni le palpitaba el corazón, pero era sin duda un sentimiento extraño y diferente a todo, algo así como una rara mezcla de emoción, de sueño realizado, y de vis atractiva por ese lugar que siempre había estado entre sus anhelos más profundos... y allí estaba al fin, en la universidad, en su primer día de clase, con su mochila al hombro y una sonrisa de satisfacción de oreja a oreja, abriendo los ojos como abanicos, ávidos por encontrar las aulas de primero.
Siempre recordaría ese día y esas sensaciones inexplicables, y lo curioso del asunto, es que después de transcurridos tantos años desde aquel primer día de clase, ella seguía sin explicarse cómo se mantenían vivos en su memoria aquellos sentimientos y sensaciones, que, mirados de frente y objetivamente, en absoluto eran para tanto.
Los años universitarios pasaron volando; cada octubre, de nuevo en la facultad para comenzar el curso siguiente, segura de que se estaba preparando para ser periodista, una buena periodista, una gran periodista.
Segura, del papel y de la importancia que la comunicación jugaban en la vida y en la sociedad: el cuarto poder, como afirmaba con rotundidad y vehemencia, el poder que se le olvidó a Montesquieu en su famosa teoría de la división de poderes, !pobre!, llegó a pensar de él en algún que otro momento de exaltación... si Montesquieu levantara la cabeza hoy día, se tiraría de los pelos de no haber reparado en la prensa, al traste toda su teoría, !pobre!.  
Terminada la carrera y con unas excelentes notas que la avalaban, salió de la facultad dispuesta a comerse el mundo, pletóricos los ánimos por hacerse un hueco dentro de la profesión. 
Periódico a periódico, y medio a medio, Eva Martos fue pidiendo una oportunidad, impertérrita, con su título y notas en ristre, y una impecable sonrisa al más puro estilo profident, pedía y pedía trabajo de periodista, pero !nada!, no había nada, nunca había nada.
Los días y los meses iban minando sus ánimos, su ímpetu y su voluntad, y, cuando ya estaba a punto de tirar la toalla: eh voilà!, llegó su tan ansiada oportunidad en una cadena de radio local.
Al principio, aquel trabajo mal retribuido y de jornadas kilométricas, le parecía sencillamente gloria bendita: era su primer trabajo, sus primeros salarios... y aunque no llegaba ni a la categoría de mileurista, le habían permitido independizarse de sus padres; eso sí, en un pisito pequeño y destartalado, de un barrio modesto alejado de cualquier parte; pero Eva, comenzaba su vida autónomamente, y, esa aventura, desde luego bien valía sacrificios.
Tres años llevaba ya en aquel cuchitril, y en aquella emisora,  haciendo las mismas cosas, y sin más horizonte que la pesarosa reiteración, cuando oyó por primera vez a su mente quejarse, hablarle, decirle que estaba harta, que no tenía porvenir... nunca antes su propia mente le había protestado y ni mucho menos hablado, pero ahora, era un continuo runrún de dimes y diretes y quejas y más quejas. No sabía cómo parar aquello, y lo peor del asunto, era consciente de que aquella mente suya que le hablaba y hablaba, tenía razón... toda la razón, ¿cómo no iba a tenerla, mirando la vida que tenía y lo que le rodeaba?.
Se sentía saturada, el tema la desbordaba, y sin saber qué hacer, pues por mucha razón que tuviera aquella parlante mente suya, tampoco era cosa de contárselo a nadie, a ver, cómo explicarle a cualquiera que su mente le decía cosas, sin que la tomaran por chiflada a la primera de cambio, !vamos por Dios, era ya lo que le faltaba!!!. Sin embargo, a su apatía por la vida y el trabajo, se sumaba ahora la falta de sueño, pues esa mente torturadora no la dejaba descansar.
Sin poder dormir, y venga a oirla, y, pese a querer evadirse, acurrucarse en la cama y olvidarse del mundo, no le quedó otra que levantarse: !imposible -para su desgracia-, no escuchar aquel quejío constante de su mente!.
Fuera de la cama, medio catatónica y sin saber llenar en absoluto horas tan intespestivas, se sentó en su sofá como una autómata y comenzó a ojear la revista que yacía en la mesita, junto al teléfono. De pronto, lo vió, y todo comenzó a aclararsele en la cabeza. Allí, en portada, estaba Anastasio Onieva, el exitoso dueño de Zheta, inaugurando una de sus tiendas.


Continuará... en unos días, cuelgo el desenlace de la historia.
Mil besitos gordotes, y feliz sanvalentín


video



sábado, 4 de febrero de 2012

cáncer




Cuando me miro al espejo
ya no veo mi vivo retrato,
y no me reconozco:
¿dónde está aquella
mujer que fuí?.
Lo sé,
sé que el mundo
no es justo,
y que todos buscamos
un puerto, un cielo abierto
lejos del dolor.
!Cómo deseo
ver crecer mi pelo!,
y el color
 en mis mejillas,
y reír a carcajadas,
y volver a enamorarme
del Quijote, del capitán Acab,
de Ana Karenina, o
Margarita Gautier...
Y lucho,
lucho porque deseo
mirarme al espejo,
y verme a mí,
y hablarme,
y sentir de nuevo
la primavera.

video


... el cáncer está con nosotros, tenga o no tenga día declarado, está con nosotros, cruel, canalla y traidor, pero sin el poder de amilanarnos, por eso tenemos que plantarle cara, porque siempre, absolutamente siempre, más allá de la dureza y todo el horror de la enfermedad, siempre también está la meta: la victoria.