lunes, 28 de marzo de 2011

La pradera de los gatos felices (2ª parte)


Nos quedamos en que nuestra Trini descubrió un mundo nuevo en aquella tienda, y que después de una hora y tras las explicaciones de Mary, salió de la pradera de los gatos felices bolsa en mano, evidenciando la compra de productos... eróticos.


Cuando llegó a su casa, guardó celosamente la bolsa de la pradera de los gatos felices, como pirata que guarda un botín fabuloso, y antes que nada, escondió su tesoro muy a buen recaudo de curiosos... !y mira que a ella la curiosidad y el deseo la mataban!, pero no tubo otra que con la rutina y la piedad que dan tantos años de matrimonio, de ama de casa y de madre ejemplar, colocarse su bata, sus zapatillas planas y su delantal de manzanitas rojas y verdes, y, con naturalidad, como si tal cosa, se dispuso a hacer la cena para su marido y sus hijos.
Tras la cena, durante la cena y antes de la cena, su cabecita no hacía más que dar vueltas y vueltas sobrevolando la misma idea: su compra, aquel patito vibrador, las bolas chinas y el pene de látex. Sin embargo no podría probarlos, no sin disponer de la casa solo para ella como en los días laborables, cuando marido e hijos, tras el desayuno, partían a los trabajos y la dejaban a ella más sola que la una, a cuestas con la radio, y lavando, planchando, guisando, fregando... !y era sábado!, !aún tendría que pasar el domingo!... Trini nunca había estado más deseosa de que llegara el lunes.

Y el lunes finalmente llegó. Con la excitación de los nervios y de una conciencia mitad pecaminosa mitad prohibida, pues las mujeres de su edad habían sido educadas no para gozar por sí mismas, sino para estar al goce de sus maridos y ejercer de descanso del guerrero, con un morbo innegable y cosquilleándole los dedos, Trini abrió la bolsa y uno a uno los juguetes, comenzando por aquel pene de látex que con solo mirarlo le levantaba esplendorosamente el deseo.
No se lo pensó dos veces, se desnudó, se metió en la cama con su pene, cerró los ojos, y al ataque... muy pronto comenzó a sentir el dulce goce del sexo, !quien se lo iba a decir, si ya casi lo había olvidado!, si su marido ya ni la tocaba ni mucho menos la deseaba... !ay por Dios, con qué gusto y qué ánimo se levantó de la cama y se fue para el baño a probar el patito!... y el gusto por el sexo, volvió, !vaya que si volvió!.

Relajada como nunca y feliz con los juguetes probados, entró de nuevo a su dormitorio y se quedó mirando aquellas bolas chinas que a simple vista no le decían nada, pero que Mary le explicoteó tanto y tanto, que finalmente compró más por la insistencia que por interés propio. Después de sus dos experiencias anteriores no tenía muchas ganas de más, francamente, pero como solo tenía que colocárselas dentro de la vagina y nada más, pudiendo hacer cualquier cosa con las bolas puestas, se decidió, total, que le costaba... y de menos a más fue agradeciendo los regustillos que las bolas le daban con sus movimientos mientras ella en la cocina, trajinaba con los cacharros... y cuánto más se movía ella, más se movían las bolas, y más gustito... fue un no parar todo el día, un no parar, una gozada que ella no podía ni creer, !cielo santo!, ¿cómo no le habían dicho ésto antes?, y, ¿cómo había podido vivir sin bolas, sin pene de látex y sin patito?, !ay señor, señor!...

Su cambio de ánimo, su vitalidad, su energía y su sonrisa pasaron desapercibidas en su casa, ella, por supuesto, tampoco comentó nada de sus mañanas con los juguetes, sin embargo, desde el primer momento, bien que llamaron la atención de Reyes, su amiga del alma, uña y carne como eran desde la niñez, cuando ambas iban al mismo colegio del barrio... y a Trini, anda que le faltó tiempo para coger a su amiga y llevarla a la pradera de los gatos felices, a ver a Mary, y sus lecciones de sexo para amas de casa perdidas en una vida rutinaria, y que de sexo, sexo, ni mú.

En el taxi, mientras se dirigían a la tienda, cuchicheando por lo bajini para evitar las miradas curiosas del taxista por el espejo retrovisor, Reyes le preguntaba insistentemente a su amiga ¿pero tú estás segura?, ¿estás segura?, y Trini, más segura que nunca, con ojillos traviesos y moviendo la cabeza en un sí, le contestaba: ay Reyes hija, fíjate que en ésto, como que andamos en la inopia tu y yo !que tontas!, !lo que nos hemos perdío!, pero oye, que nunca es tarde si la dicha es buena, así que ya estamos tardando... !a aprender sin perder puntá de ná!, y sus sonoras risillas cómplices invadieron de pronto todo el habitáculo... !ay señor!



...y en breve, os contaré el final...



24 comentarios:

  1. !POR DIOS, QUE BARBARIDAD!. Dos días intentando publicar esta entrada: No os podéis ni imaginar el trabajo que me ha costado publicarla, tres veces la he tenido que escribir en el blog, no os exagero un ápice, -que casi que me la se ya de memoria de tanto y tanto copiarla-, y es que cuando, una vez escrita le daba a "publicar entradas", me salía en la pantalla del blog con unos espacios muy grandes entre los párrafos... por más que volvía a lista de entradas y corregía esos tremendos espacios !la de veces que le habré dado a la teclita del supr!, no se me corregían, y volvían a salir los párrafos con unas separaciones tremendas.
    Os pido por favor me ayudéis, decidme donde tengo que dar o qué tengo que hacer para que no me ocurra ésto.
    Espero vuestros comentarios con la ayuda, de verdad que lo espero, por favor.
    Mil gracias y millonazo de besotes gordotes

    ResponderEliminar
  2. A ver, reina, si te puedo dar una manita.
    Primero lo primero, tu texto no lo escribas directamente en el blog, sino en un documento Word, para evitar que lo pierdas. Luego lo copiás y lo pegás después de haber bajado la imagen (en este caso, el patito, jajajaja) pero alto allí, lo pegás en "Edición HTML".
    Una vez que está todito en este código, hacés clic con el ratón en "Redactar", y aquí sí le podés hacer los cambios que quieras y te saldrán segurísimo. Pero no olvides volver a "Edición HTML" antes de darle a "Publicar entrada".
    A principio tuve el mismo problema hasta que alguien, también me orientó, a ver si creés que sos la única, jajajaja

    Pero basta de bla bla bla, lo que quiero es la continuación de la historia, que cada vez se pone más interesante. Ahora Reyes se une al clan de las amas de casa insatisfechas, ay mi madre ¿cómo sigueeeeeeeeeee?

    Un besazo gigantísimo, dulce :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Alicia, feliz semana y venga ya la continuación de la historia, una historia que recoge la magia del descubrir y la complicidad.
    Cuídate y como ya te ha dicho Liliana escribe los textos en documento aparte en word o txt y luego pégalos al blog.
    Besotes gordotes.

    ResponderEliminar
  4. Menudo descubrimiento hizo la señora Trini... Y luego, como buena amiga, fue a contarle sus secretillos a su amiga...
    Hombre, que disfrutar de las cosas una sola pues está bien, pero si le das la oportunidad a una amiga de que ella tb investigue y lo disfrute, pues ya haces como una especie de "obra de caridad"... No me digas que no!
    :)

    Un beso grande, guapa!

    ResponderEliminar
  5. apm: Es triste de ver esto de las amas de casa olvidadas y esto es a nivel mundial. Entiendo que esto los juguetes pueden suplir hasta cierto punto el lado erótico, que desde luego les falta, con motivo del abandono físico de los maridos. Pero no sólo han sido abandonadas física o eróticamente, sino también emocionalmente, y si tú no me dejas mentir, no son sólo carne, también necesitan ser amadas.
    Cariñosamente: Doña Ku

    ResponderEliminar
  6. Y yo imaginando que iba a armar un festín con su esposo y él na' de na'! Bueno, entonces a ella si que le vinieron bien los juguetitos, veremos que opina Reyes! jeje
    Besitos,

    ResponderEliminar
  7. Hola, Rebonika... Queñ sigo vivo. Con muy poco tiempo, pero hoy he sacado de donde no tengo y mencuentro con 2 post seguidos.

    Perdona si no te los comento, porque no los he leido, pero prefiero decirte la verdad (soy así de poco políticamente correcto) y sí darte un Besibrazo Grande y Cariñoso para que sepas que no me olvido de tí.

    Pues eso.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, antes que nada, dime que en tu casa se ha instalado la salud y que le ha dado una patada bien fuerte a las alergias! (sí, sí, claro, un buen patadón ahí, donde más duele).

    Y ahora, hablemos de Trini, jajajajaja, con un mundo nuevo por delante para descubrir y mostrar a su amiga! Y ella, que había pensado toda la vida que el mejor amigo de un ama de casa eran los productos quitagrasas...!!

    Me muero de ganas por saber la continuación, pero tranquila, cuando tengas tiempo. Sabré esperar (creo)

    Un beso muy fuerte!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Es una pena que tus relatos estén calcados de la realidad, en la que hoy en este siglo de la información, existen mujeres que estén renegadas a no conocer su cuerpo,su sensualidad y su verdadera sexualidad, todo fruto de una sociedad machista que espero esté cambiando,creo que sí.
    Uf parezco un político progresista.
    Un placer siempre leer tus relatos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. LILI, millonazo y millonazo de gracias por la explicación: lo haré como dices... no sé si me saldrá a la primera pero que lo haré, lo haré, tal y como me dices... muchísimas gracias, de veras.
    Y en cuanto a Trini y Reyes, pues en breve pondré la continuación... es que no sé que me pasa pero no tengo ganitas de ná de ná... estoy algo apática o deprimía, o qué se yo, o un poco de todo... pero algo me pasa, !ay Lili!

    Millonazo de besitos gorditos

    ResponderEliminar
  11. ALBERTO, millonazo de gracias por el comentario hijo mío... parece que te has dado cuenta de que arrastraba un bajoncillo ¿no?, por eso me dices que me cuide... pues ahí ahí ando, no del todo en mi ser pero vamos, poco a poco remontando... cosas de la vida, sí ya lo dice el blog en la presentación: como la vida misma, a veces arriba y a veces abajo, como un tiovivo...
    La continuación de la historia, -si me da tiempo-, la pondré hoy siguiendo los consejos de Lili y tuyos, y si no, lo dejaré para mañana por la tarde cuando vuelva de la oficina ¿vale?

    Millonazo de besotes gordotes

    ResponderEliminar
  12. LOU, millonazo de gracias por el comentario, reina... pues sí, una obrita de caridad, claro que sí, ja,ja,ja, y es que con las amigas del alma hay que compartirlo tó, lo bueno, lo malo y lo superbueno... ja,ja,ja... y ya te adelanto que al club de las obritas de caridad se unen más criaturas... a ver si me sale del tirón la ultima parte y final de la historia, si no (que puede que me líe con el HTML y el cortar y pegar) lo dejaré para mañana por la tarde.

    Mil besotes gordotes

    ResponderEliminar
  13. DORA, millonazo de gracias por el comentario... es verdad, es un tema para hablar y mucho, este de las amas de casa olvidadas y abandonadas erótica y emocionalmente, -como tu dices- efectivamente, no son solo carne, por eso y como cualquier ser humano necesitan ser amadas. El tema de los juguetes es algo que les queda lejano, no solo por la edad, ni por las ganas de disfrutar del sexo, sino más que nada por educación cultural... son mujeres que nacieron durante la dictadura de Franco, que se criaron en el hermetismo exterior y en las creencias de que el sexo era tabú, y que lo único bueno y honrado del sexo era lo que practicabas con tu marido cuando te casabas, y solo cuando te casabas, atendiendo más a sus necesidades que a las tuyas, sino, no eras una buena esposa... y éste ha sido el escenario que le ha tocado en suerte a Trini, por lo que, está bien que se despierte y goce, está mucho más que bien... ¿no?

    Millonazo de besitos gordotes

    ResponderEliminar
  14. SOÑADORA, millonazo de gracias por el comentario... como tu dices, con los juguetes y su marido !ná de ná!... ja,ja,ja, parece que esta es solo una fiesta de chicas, así que maridos fuera ja,ja,ja... a Reyes y a las otras (ya te adelanto que la clientela de la pradera de los gatos felices va a ampliarse), les van a venir de perlas las lecciones y los juguetes, porque, como dice el refrán, "nunca es tarde si la dicha es buena".

    Mil besotes gordotes

    ResponderEliminar
  15. GUILLE, millonazo de gracias por el comentario, corazón... la verdad es que ahora mismo me coges con un bajoncillo de esos que les da a uno de cuando en cuando, ya sabes, estoy desganaita perdía, y entre la primavera, las alergias, mis hijas, las notas, los bachilleres, el curro, y yo misma que no me aguanto... pues la verdad, hijo mío de mi alma, resulta que el leerte y escribirte me llena de alegría y me levanta la moral más que al alcoyano. Por cierto Guille, te vi en el youtube tocando con el grupo !un puntazo!

    Mil besotes enormísimossssss

    ResponderEliminar
  16. MERCEDES, millonazo de gracias por el comentario, reina... !qué más quisiera yo decirte que sí!, qué más quisiera, pero no, la salud no se ha instalado en mi casa, -al menos todavía-, mi hija sigue con la alergia fatal, hoy el tiempo sin embargo nos dió un respiro y amaneció lloviendo: una alegría tremenda, porque la lluvia aplaca enormemente la polinización... sin embargo yo estoy de bajón, y no tengo ganas de ná, talmente que apática... en toda la semana ni he abierto el blog, ni para leer ni para comentar ni para escribir !lo dicho, desganaíta total!, Uf, espero sacudirme el bajón y volver a mi cuerpo en toda su normalidad... en cuanto a nuestras Trini y Reyes y demás (ya te adelanto que hay más criaturas en acción), pues, a ver si mañana por la tarde cuando vuelva del trabajo cuelgo la última parte de la historia ¿vale?

    Mil besitos gordisísimos

    ResponderEliminar
  17. MIGUEL, millonazo de gracias por el comentario, corazón... la verdad es que sí, que es triste la sociedad cerrada y machista que le ha tocado en suerte vivir a Trini y a tantas y tantas mujeres de su generación, todas educadas por la sociedad de la dictadura franquista en que el sexo era tabú, y que una mujer buena y honrada solo debía tener sexo con su marido y ésto, solo después de casarse, y ese sexo principalmente para goce y disfrute del marido, como es lógico; ahora, la sociedad ha cambiado, y con ella, todo ese hermetismo de la dictadura y ese oscurantismo cultural... así que Trini y Reyes, hacen bien en despertar y adentrarse en el mundo del disfrute del sexo y de su propio cuerpo.

    Mil besotes gordotes

    ResponderEliminar
  18. Venga, muchos ánimos!!!!!!!!! Te deseo lo mejor y que... llueva mucho estos días!

    Un beso muy fuerte!!!!!

    ResponderEliminar
  19. Madre mía, apm, ¡arriba el ánimo! Y si no se levanta (el ánimo, claro)... a "La pradera de los gatos felices" :))

    Vamos bonitina, que el final se hace desear pero seguro que vale la pena. ¡A por todas!

    Besotes gigantes.

    ResponderEliminar
  20. MERCEDES, millonazos de gracias por el comentario.... millonazos (en plural, con negrilla y subrayado), bueno, yo no sé como se hace eso (lo de subrayar y ennegrecer) en el recuadrito éste de los comentarios, pero vamos, que como tu eres un lince, si lo sabes dímelo por fa, que te lo pongo de inmediato !no faltaba más!.
    Ya voy volviendo en mí... y es que no se que me ha podido pasar, de verdad, porque salvo lo de la alergia de Rocío, -que es verdad que este año está peor... pero no solo ella, todos los alergicos, es una primavera terrible ésta-, nada en mi vida hay para bajarme el ánimo hasta la apatía total... nada, gracias a Dios.
    Sea como fuere, lo bueno es que vuelvo en mí, que yo me lo noto perfectamente... gracias de verdad, tu comentario dándome ánimos me ha sabido a gloria
    (la lluvia del domingo se paró en el domingo, no obstante alivió... si lloviera cada semana un día, sería fantástico... ¿donde hay que firmar?... !qué suerte Galicia!) y ella (Rocío), con los inhaladores y un rosario de medicación para los picores de los ojos, la rinitis, la piquina de la garganta, para los sarpullios, para respirar... !la pobre!, y este año acaba el curso el mes que viene porque tiene que examinarse de la selectividad... !y con este primaveron de por medio!, yo lo siento, pero detesto la primavera, !que ganitas de que pase!... y de que Rocío apruebe la selectividad.

    Mil besotes gordotes

    ResponderEliminar
  21. LILI, millonazos de gracias gigantisimos por el comentario, de verdad, millonazo de gracias... como también le dije a Mercedes, al leerlos me han sabido a gloria bendita, !y claro que me han subido el ánimo!... un mogollón!!!. se agradece tantísimo cariño.
    La verdad es que ni yo misma me explico que me ha podido suceder para que de pronto me entre un bajonazo así sin venir a cuento... que mi vida está bien gracias a Dios, y lo único a preocupar en este momento -y es transitorio-, es la alergia de mi hija... en cuanto pase la primavera, asunto terminao... aunque es verdad que esta primavera está barriendo records de polinización para nuestra desgracia, !a ver si se termina ya!
    Lo bueno Lili es que ya me encuentro entrando en mi ser, fíjate si será que acabo de publicar el final de la historia de La pradera de los gatos felices... y me ha salido, lo hice como tu me dijiste: en documento aparte y luego lo pegué y !zas!, salió... muchísimas de gracias... lo conseguimos entre las dos.

    Millonazo de besotes gordisísimos

    ResponderEliminar
  22. I am doing research for my university thesis, thanks for your great points, now I am acting on a sudden impulse.

    clomid

    ResponderEliminar
  23. ZESOVELA, I wish your college thesis on the right track and happily come to fruition. Like when you say that you act in a sudden impulse, just because I think that life today is just that, a succession of more or less sudden impulse, a huge sum of impulses.
    Delighted to answer you, even if my English is not good and do not know if I understand, I hope so.
    apm

    ResponderEliminar