jueves, 8 de octubre de 2009

si quiero



Querid@s bloggers, el sábado 3 de octubre fuí a una boda en Triana, ya sabéis, ese barrio castizo de Sevilla, allí, en su emblemática iglesia de Santa Ana (aunque a decir verdad, todas las iglesias de este barrio por una o por otra razón son emblemáticas) se casó mi amigo Salva.

La boda fue preciosa, y ni que decir tiene que los novios (y acompañantes) iban más bonitos que un San Luis; todo resultó entrañable, tanto ceremonia como ulterior celebración, por lo que al final, nos volvimos a casa con un sumatorio enorme de momentos deliciosos y desde luego felices.

No obstante, tengo que confesaros que yo, -que aún rumiaba los 43 lazos negros-, y dado el escenario más que propicio para ello, no dejaba de pensar para mis adentros como podían deteriorarse tanto los sentimientos, y como era que se podía pasar del blanco vestido de tul al blanco sudario de lazos negros. No dejaba de pensar como se pueden destruir tantas emociones, tantos sentimientos, tantas sensaciones dulces, si el amor entre los contrayentes podía incluso tocarse como si de algo tangencial se tratase, y hasta podía olerse y respirarse, por eso, no cabía en mi cabeza, esa perversa progresión del amor al asesinato, de la felicidad a la más cruel de las tragedias, de las risas y el gozo, al dejar de existir, a ese de pronto: la oscuridad.

Las cosas que no comprendo me angustian e inquietan, desde pequeña, y, aunque siempre te angustia y entristece cualquier muerte de la que te enteras aunque no conozcas al afectado, confieso que éstas (las de los lazos negros en sábana blanca) me angustian más, porque mi mente no tiene ninguna justificación que asiente o temple el desafío de la conciencia.

Y es que, querid@s, cuando fallecen personas en un accidente de tráfico, por ejemplo, te angustias y apenas, pero tu mente razona: exceso de velocidad, exceso de alcohol, distracciones, cansancio... la mente razona; cuando fallecen personas en una inundación, por ejemplo, te angustias, te apenas, pero tu mente razona: la gota fría, el cambio climático, mal construcción de viviendas en zonas donde no se debió construir... razonas. Pero ¿como se razona frente a una sábana blanca cuajada de lazos negros?

Os dejo querid@s... el amor por encima de todo, que no merece esta entrada ser tan sombría. Sed felices por favor. Besitos, mil besitos

video

29 comentarios:

  1. Mira con más atención lo bello de la existencia.
    Si existen los lazos negros,para también hay de mil colores.
    Recibe muchos besitos desde México,tierra de Piramides, y tambien de nopales,bisnagas,rios,playas y un azul del cielo precioso.
    Como dicen,a todos nos toca un pedacito de cielo.
    ¿ miraste el día de hoy el pedazo de cielo que te tocó ?
    y la estrella que nos guia ???

    y la sonrisa de un niño al salir del colegio ???

    ResponderEliminar
  2. querida amiga tienes un sentido algo trágico de la vida,hay cosas que no se razonan y existen, ej.Dios, hay dolores de amor y celos que tampoco admiten razón,por ello suceden- un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es que la estupidez humana no tiene límites ni sabe de razones.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Quise secarme en empapada toalla.
    Se fue la luz, alcanzado un espejo.
    Un llorando quise llorar;
    respondiome un calla...
    ____________________________

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. El amor debe imperar a pesar de todo...y de todos...saludos

    ResponderEliminar
  6. Pienso que cuando en una relación falta el respeto ya puede pasar cualquier cosa...nunca he sido mujer de meterme en el espacio de mi pareja (jamás le he revisado móvil, ni billetera, ni camisas en busca de carmín), pero tampoco tolero que se meta en el mío. Tenemos muy delimitado nuestros puntos tolerantes y cuando alguno ha tratado de saltar, el otro lo ha frenado a tiempo. No siempre fue así, llegamos a eso por algunas historias que sucedieron y que asumimos que no debían repetirse.
    Todas las relaciones entran en caos en algún momento, pero depende de ambos si el caos pierde compostura.Yo siempre que algo no me ha parecido bien lo he dicho y tb me ha gustado cuando me lo han dicho, creo que el dialogo es lo que nos lleva a salvar aquellas cosas que importan...ya cuando se llega a los golpes, no vale la pena salvarse nada...no sé, es mi opinión...por allí hay una tonta que tras sufrir maltratos y tener, al fin, la órden de alejamiento ha pedido que se le retire porque quiere volver con su maltratador...cuando vi esto en la tele, llegué a la conclusión de que hay mujeres a las que le gusta ser maltratadas, a mi sin lugar a dudas, no. Yo nací para que me besen y me quieran...
    Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  7. No desearía moralizar al respecto ni dar lecciones a nadie, que todos tenemos nuestra historia y algunas más crudas que otras, pero cuando un ladrillo se cae, hay que ver las causa, razonarlas entre los constructores (lease la pareja) y poner los medios... y pensar que se volverán a caer otros muchos ladrillos e incluso el mismo varias veces, pero ya digo... ahí están los constructores para volver a levantar esos ladrillos... El problema es cuando se cae la pared entera o lno se dá importancia a los ladrillos que se caen y se dejan en el suelo... Malo... De todas formas, hay paredes que se han reconstruido y han vuelto a ser incluso más sólidas que antes... incluso terremotos que han dejado la casa hecha un cisco... y se ha vuelto a levantar con los mismos materiales... repito... con los mismos materiales y ahí están.

    El problema existe tb., cuando el egoismo impera y cada cual quiere construir con sus propios ladrillos... y por mucho que te empeñas, no hay entendimiento por una u otra parte, porque... aunque lo creamos... en muchas ocasiones, no llevamos razón, y la tiene el otro.

    En fin, que creo que menrollao bastante y no quiero aburrirte.

    Ah!... semolvidaba... que quites los lazos negros y yastá... jeje... sí, dirás... como si fuera tan fácil, verdad???... Ya, entiendo perfectamente.

    Bueno, o por lo menos, cámbia el color negro por otro más alegre... o menos triste... que digo yo.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  8. Querida apm
    Todo tiene su lado oscuro y el amor no se libra de él, claro que esas muertes no son consecuencias del amor, pero se escudan cobardamente en tan bello sentimiento.

    Qué bonita una boda en Triana, qué bonita es Sevilla.

    Un abrazo con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  9. Muchisimas gracias por vuestros comentarios, de verdad, mil gracias

    MARUCHA, es verdad, coexisten junto a los lazos negros otros muchos de mil colores espléndidos: lazos profundos de amistad, lazos de solidaridad, lazos indelebles de respeto y fidelidad, hermosos lazos de libertad... muchos lazos de mil colores como tú dices.

    En Sevilla no hay pirámides como en México, pero tenemos el mejor barroco de Europa, no es lo mismo pero, algo es algo, así que desde este cielo sevillano te mando un besito y de los gordos gordísimos

    ABUELA, como se dice de forma castiza por aquí !anda ya miarma, velay que no!, que traducido quiere decir que no, que para nada, un rotundo y absoluto no (me refiero a lo del sentido trágico de la vida), lo que me ocurre es que hay cosas que me son tan incomprensibles que, terminan agobiándome porque no las puedo razonar, porque no logro entender sus porques, pero sólo eso, no miro la vida de forma trágica

    Un besote enorme, abuela, ya sabes, de esos que van cargaditos de cariño

    ResponderEliminar
  10. Agradecidisima por vuestros comentarios, queridos mios

    NEO, tienes toda la razón del mundo, corazón

    JOSE ALFONSO, !que maravilla que me comentes con un poemazo!, menuda mi suerte. Gracias, efectivamente como ese poema precioso tuyo, todo este asunto rebosa de llantos, oscuridades y de mudez

    ALIJODOS, cierto hijo mio, y pese a todo, el amor debe imperar, siempre, absolutamente siempre pues es el sentimiento más hermoso de la vida, sin duda

    A los tres os mando tres besazos como tres soles de grandes

    ResponderEliminar
  11. Zayi, reina mía... suscribo una a una esas palabras tuyas, completamente de acuerdo: la base esencial de una relación es el respeto, así de claro y tajante, el respeto. Cuando falta el respeto y se llega a los golpes, efectivamente no vale la pena salvar nada

    Un besote inmenso reina, ya sabes, de esos que son regordos y muy sonoros

    ResponderEliminar
  12. Mi querida apm, mantengamos el pensamiento y la memoria en cada cosa hermosa que nos ofrece la vida, lo demás también es el vivir, pero conviene mantener nuestro norte hacia la felicidad, es la única forma de encontrarla...

    Un besote gigante, dulce.

    ResponderEliminar
  13. Vaya Guillermo, menudo comentario tan extraordinario hijo mio, sin palabras estoy, nada que objetar, por supuesto, totalmente de acuerdo contigo... chapeaux (en plural, no un sombrero me quito ante vos, no, muchos, muchos, muchos)

    Un besote enormisssimo

    ResponderEliminar
  14. Lili, muchas gracias por tu comentario, corazón, y así como dices, con la memoria puesta en cada cosa hermosa que nos ofrece la vida, voy a encarar este estupendo puente del Pilar

    Un besazo y de los gordos, ya sabes, de esos apretaos y sonoros

    ResponderEliminar
  15. Alhenita, un millonazo de gracias por tu comentario que suscribo palabra a palabra, y con el que no puedo estar mas de acuerdo, efectivamente, todo tiene su cara y su cruz, hasta el amor

    Por otra parte, sí, Sevilla es preciosa como tú dices, pero como no se puede tener todo -sería injusto, caray-, nos falta el mar, y una bajada general de temperaturas durante el verano

    Te mando un beso gordo, pero que gordo, gordo, gordísimo...

    ResponderEliminar
  16. También yo alguna vez estando en una boda he pensado igual que tu, pero en ese momento, no deberíamos, porque hay que vivir el presente, y si ése es filiz... ¡¡Pues a vivirlo!!
    Besos de esos tuyo... Sonoros.

    ResponderEliminar
  17. Paqui corazón, muchisimas gracias por tu comentario, tienes toda la razón del mundo, hay que vivir los momentos tal y como vienen, y en la boda de Salva, todos los momentos, pero absolutamente todos, fueron más que felices.

    Recojo tu beso gordo y sonoro, y te mando otro para tí también

    ResponderEliminar
  18. Apm, gracias a Dios no todas las uniones conducen a eso. Pero quizás ayudaría el inculcar en los niños desde pequeños el amor por si mismos, el respeto, el que sientan que valen y que no tienen que sufrir malos tratos de nadie, que eso no es amor.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  19. Soñadora, mil gracias por el comentario, si señora así es, toda la razón... hay que empezar por abajo y con el respeto

    Un besote inmensisimo, reina, muy, muy lleno de cariño

    ResponderEliminar
  20. Qué letras y qué blog tan autentico tienes...
    Pues la condicion del ser humano pudiera ser el culpable, el hastío de todo, de no estar conforme con nada, la necesidad de cambios...es tan complejo que al final el dolor y el desencuentro nos visita a todos en algun momento de nuestras vidas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. David, muchísimas pero que muchísimas gracias, coincido contigo en lo que dices, especialmente en que el dolor y el desencuentro nos visitan inexorablemente en algún momento, y ésto lo somatizo absolutamente en este momento porque acabo de volver del teatro de ver "días de vino y rosas", una intensa y dramática historia de amor y autodestrucción. No te diré más que Luis (Carmelo Gómez) a punto de dar una paliza a Sandra (Silvia Abascal) porque no le quiere decir donde tiene escondida la botella de ginebra, decide que ha tocado fondo y se inscribe en una asociación de alcohólicos anónimos y allí en público, lo que dice es: quiero parar, poder respirar y quitarme esta angustia que continuamente me persigue

    Efectivamente, el dolor y el desencuentro nos visitan a todos en algún momento... chapeau

    Un besote enormísimo, David, de esos que son gordos y sonoros

    ResponderEliminar
  22. Evidentemente ante eso no se puede razonar...O al menos yo no puedo...

    Mañana tienes un regalito en mi blog...

    Muchos besitos preciosa, disfruta del finde.

    ResponderEliminar
  23. Hola apm; si, estoy nuevamente por acá para comentar tu entrada. El amor es fabuloso más cuando es correspondido; yo tuve una hermosa boda y todo se fue, he tenido bellas relaciones y sin embargo sigo sola, quizá ese sea mi destino pero me emocionan todas las bodas: Bella entrada, te mando un beso; hasta pronto.

    ResponderEliminar
  24. Las bodas son un ritual ancestral que nada aportan al amor. Estamos acostumbrados a ellas y casi todo el mundo quiere casrse de "blanco": bueno, cuentos de hadas.

    Yo dije a mi parienta que no me casaba por la Iglesia hace 26 años, pero ella y su madre pillaron un berrinche jajaja, que tuve que acceder. Total para mì aquello no significaba nada; o casi. Mucha apariencia. Si ya nos habìamos comido el potaje...iba embarazada.

    Ahora, una fiestecilla por lo civil con los màs ìntimos, sì me hubiera gustado.

    La cabeza del Hombre es inexcrutable: el amor, los celos, el odio....todo està muy cerca una cosa de la otra.

    Que el dios-a, Naturaleza, nos libre y nos proteja...

    Besitos frescos

    ResponderEliminar
  25. Ana, millonazos de gracias por el comentario y muchos millonazos de gracias más por ese regalito: Feliz cumple, reina!, siento no haber llegado a tiempo a este primer cumple del blog de Silpana, pero estuve fuera y sin portátil, y luego vino el finde-puente, que también lo pasé fuera... no obstante, te he dejado unos comentarios, !que menos!

    Un besote enormísimo, corazón, pero enormísimo de veras

    ResponderEliminar
  26. Janys, reina mía, muchísimas gracias por el comentario... es cierto, el amor es fabuloso cuando es correspondido, el amor es el mayor sentimiento de todos, es lo más de lo más, pero, si no es correspondido, pues, como dice mi hija, a otra cosa mariposa, lo que no hay que hacer es intoxicar las relaciones y envenenar sentimientos tan hermosos hasta llegar a extremos tales como el maltrato e incluso la muerte. Y, por lo que me dices de que sigues solita, te diré que ellos se lo pierden porque tu vales mucho, vamos que sí

    Un besote gordísimo, Janys, de esos bien sonoros

    ResponderEliminar
  27. Antonio Aguilera !mira que eres genial!, genial por los cuatro costaos, así en plan castizo que te lo digo... así que la parienta y tu señora suegra te pusieron los puntos sobre las ies, y ná, que pa casarse, y es que cuando una suegra dice que por aquí, mejor es que sea por allí (entiendase que por donde dice la suegra), aunque me imagino que, tu accediste pero con mucho arte !no me cabe duda!

    Totalmente de acuerdo contigo en que en la cabeza del hombre el amor y los celos y el odio todo está muy cerca, y lo duro es que algunas veces, revuelto...

    Un besote enormísimo, muy pero que muy gordo y bien sonoro

    ResponderEliminar
  28. Hola!!!
    Que venía a agradecerte tu visita a mi blog... jeje
    Y ya, pues he leído lo de la boda de tus amigos y lo felices que fueron en esos momentos.
    Pero, sabes? Hay quien dice por ahí que el amor tiene fecha de caducidad, que el tiempo pasa y las cosas no son como al principio.
    Yo prefiero pensar en los ratos buenos, sean estos los que sean... Porque si no, apañaos vamos.

    No sé si habrás visto este vídeo, (seguro que sí). Fue en julio, la misma iglesia esa que comentas. :)

    http://www.youtube.com/watch?v=b8VdfmoMFes

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  29. Lourdes, millonazo de gracias por el comentario y por el enlace de youtube, la verdad es que no había visto ese vídeo, y desde luego menudo sorpreson el de ponerse a cantar la novia tan extraordinariamente bien y una canción romantiquisima a más no poder... yo estuve en la boda de una amiga mía de Jerez que fue toda cantada por bulerías y alegrías, pero no por mi amiga sino por un grupo flamenco que contrataron, y la verdad es que fue absolutamente preciosa, muy especial y emocionante, ni que decirte tengo que más de uno y más de dos lloraron a moco tendido... si encima nos hubiera cantado la novia, de la llorera colectiva capaces somos de inundar el barrio de Santiago !no te digo más!

    Y aunque efectivamente se diga lo de que el amor tiene fecha de caducidad, como cualquier alimento perecedero, vamos a pensar en lo hermoso de los sentimientos y en que durará eternamente, que como tú bien dices, un buen rato es un buen rato, y hay que disfrutarlo y vivirlo intensamente, sin más

    Un besote enormísimo, corazón

    ResponderEliminar